Los principales beneficios de un masaje erótico

general-eroticos

Los masajes eróticos son relajantes. Esto es lo principal que deberías saber.  Si no estás seguro, siempre puedes dirigirte a profesionales o centros que realicen masajes eróticos en Barcelona, o en cualquier otra ciudad (algo muy fácil de buscar hoy en día, gracias a Internet) y probarlo en tu propia piel. Algo que, por otro lado, te recomendamos totalmente que hagas.

La finalidad del masaje erótico es que disfrutes, que alejes el estrés y los pensamientos negativos, y que aprendas a disfrutar de las caricias ajenas, así como de tu propio cuerpo. Pero podemos enumerar todos los beneficios que nos aporta:

Manda lejos tus problemas

Los juegos sensuales y las caricias del masaje contribuirán a alejar de tu mente cualquier problema, ya que alcanzarás un estado de relajación increíble. Disfrutarás sobremanera de las caricias de las expertas masajistas, que conocen a la perfección cómo conseguir el clima ideal para que tu placer sea máximo.

Despierta tu deseo

En ocasiones, el apetito sexual queda reducido a la nada. Esto puede ocurrir a causa de una monotonía en la pareja, o por un descontento de la vida que tenemos. Los masajes eróticos contribuyen a romper esa rutina y nos inyectan la autoestima que necesitamos para seguir adelante y, si es el caso, para atrevernos a cambiar de vida.

Conoces nuevas sensaciones

El erotismo es una buena manera de conseguir la compenetración sensorial. Sólo tienes que dejarte llevar y disfrutar de las manos de la masajista.

Combate la depresión

Además de acabar con la ansiedad. Hoy en día, cada vez más personas conocen estas tristes situaciones que nos hacen infelices, a causa de las presiones del trabajo, de problemas en la familia y diversas situaciones y estados sociales. Este tratamiento bloquea los pensamientos negativos, contribuye a liberar la mente y hace que puedas controlar tu estado de ánimo de manera más positiva.

Mejora tu relación de pareja

La liberación sexual que proporciona un masaje erótico también te ayuda a comprender mejor tus relaciones sexuales, lo cual refuerza tu vínculo con tu pareja. Además, algunas de las cosas que aprendas durante el masaje lo podrás emplear, también, en la cama con esa persona especial.

Mejora tus relaciones personales

Al liberarte de negatividad y aportarte una mayor autoestima, serás capaz de enfrentarte con mayor seguridad y efectividad a diversas situaciones sociales. Esto, al final, se convertirá en una especie de círculo vicioso positivo.

Iniciándonos en el sado: conocimientos previos

puta-domicilio

El sadomasoquismo es una práctica sexual que se encuentra en auge. Desde que salió al mercado el libro Cincuenta sombras de Grey y se hiciera popular, muchas personas, ya fueran lectoras o no de este título, han comenzado a sentirse atraídas o intrigadas por esta práctica.

También llamado BDSM (por las siglas en inglés de “bondage, dominación, sadismo y masoquismo”), diversos estudios recientes aseguran que entre el 30 y el 50 por ciento de la población adulta tiene fantasías sexuales relacionadas. No obstante, la mayoría no se atreve a comunicar esto a sus parejas, o no saben cómo informarse en realidad.

Muchos hombres acuden a escorts en Barcelona u otros lugares con la esperanza de probar por primera vez prácticas BDSM –además de muchas otras. En cualquier caso, lo ideal es vivir una primera experiencia teniendo ya algunos conocimientos previos. Por ello, aportamos una pincelada a continuación.

Parte activa y parte sumisa

En el sado, hay dos tipos de participantes diferenciados: el activo y el sumiso. Es decir, una de las partes es la activa o el amo, que se encargará de generar una intensidad controlada de dolor a la parte sumisa, mediante azotes u otros medios pactados previamente.

El amo es el sádico, mientras que la parte sumisa es la parte masoquista, que obtiene placer a través de la sensación de dolor.

Safe word o palabra de seguridad

Aunque exista un acuerdo para que el amo le infrinja dolor a la parte sumisa, esto tiene sus límites. Si el amo va más allá de lo acordado, o si la parte sumisa está sufriendo hasta un punto en el que se ha perdido la sensación de placer, es necesario acordar un código que lo haga detenerse. Y no puede ser un simple “no”, “para” o “me haces daño”, puesto que esto podría formar parte del juego, o así lo podría interpretar el sádico.

Por este motivo, hay que buscar otra palabra que quede totalmente fuera de contexto y que sorprenda en el momento –aunque se debe pactar previamente, por supuesto-. Algo como “calendario”, “agua” o, incluso, frases como “el cuadro está torcido” o “apaga el ordenador”.

Acuerdo entre las dos partes

El sádico no debería sorprender al masoquista con sus prácticas, a no ser que la sesión BDSM se realice entre dos personas con mucha confianza y experiencia previa juntos. De lo contrario, hay que establecer unas normas previas. Por ejemplo, la asfixia es una práctica peligrosa y muchos masoquistas no disfrutan.

Al final, todo se basa en tener una buena comunicación, en ponerse de acuerdo previamente y jugar de acuerdo a las normas establecidas por la propia pareja.

Mitos sobre la masturbación masculina

escort-lujo-la-vie

Más allá de creencias irrisorias como que masturbarse te deja ciego o hace que te salgan pelos en las manos (algo que puedes haber oído decir a tus abuelas), hablamos sobre otro tipo de mitos que pueden llegar a resultar creíbles a nuestros oídos, pero que, sin embargo, son falsos. Claro, que ¿por qué masturbarse y perder largos momentos de placer con profesionales como las putas de lujo en La Vie en Rose? Mejor llegar al clímax del mejor modo posible…

En cualquier caso, esta práctica es, en realidad, algo sano y, a continuación, te presentamos tres mitos habituales que desmentiremos sobre la masturbación masculina.

Sólo se masturban los solteros fracasados

Esto es todo un cliché. Para empezar, ser soltero no significa ser un fracasado; bien puede ser una opción personal, o, sencillamente, no ha llegado su momento de emparejarse. Por otro lado, aunque no seas una persona soltera, puedes sentir la necesidad del sexo en momentos en que tu pareja no está contigo. O, incluso, es posible que disfrutes de la masturbación como algo que da valor a tu propia intimidad. ¿Quién conoce tu cuerpo mejor que tú mismo?

Además, ¿quién puede considerarse “soltero fracasado” cuando pasa auténticas noches de pasión con bellezas como las putas de lujo de La Vie en Rose?

Si te masturbas teniendo pareja, es que no te tiene contento

Como decíamos en el punto anterior, una persona puede desear disfrutar de su propia intimidad incluso teniendo una buena vida en pareja y prácticas sexuales que le llenen. Se trata de placeres complementarios. La masturbación nos permite liberar endorfinas que nos ayudan a relajarnos y desestresarnos, así que, ¿por qué íbamos a abandonar esta práctica por el hecho de tener pareja? Puede que pase a ser menos habitual, pero no tenemos por qué dejarla totalmente de lado.

Si no te masturbas, nunca te sentirás sexualmente realizado

Esto tampoco es cierto. Por supuesto que masturbarnos nos puede ayudar a aprender cómo funciona nuestro punto y qué nos complace y satisface sexualmente. Sin embargo, es una opción igualmente buena el hecho de aprender sobre nuestro cuerpo a través de nuestros amantes. Las chicas de compañía de La Vie en Rose o de otra casa de citas nos sabrán acompañar en este aprendizaje, en caso de que lo necesitemos.

Seguro que te han contado más mentiras acerca de la masturbación. Si conoces otras, no dudes en dejarlas en los comentarios.

Experimento social: ¿y si un hombre te pide sexo en la calle?

sexo con desconocidos - universitarias catalanas

Mucho se habla de si los hombres piensan en el sexo más a menudo que las mujeres, de si ellas son más selectivas o de otras cuestiones que a menudo se juzgan en base al género o los prejuicios y no en relación a la realidad…

¿Qué pasa cuando un hombre pide sexo a chicas que no conoce, en la calle? ¿Y es tan diferente de proponer un encuentro íntimo en un bar de copas, o de tener una cita con escorts (hay auténticas tentaciones en sitios como webs de escorts en Madrid)?

Bueno, pues morales o intuiciones aparte, lo más práctico es verlo según sucede. El canal de YouTube Whatever, especialista en probar situaciones a pie de calle, hizo el experimento. Éste es el resultado. ¡No te pierdas algunas reacciones!

¿Qué harías en esta situación? ¿Aceptarías una propuesta tan directa? ¡Esperamos tus comentarios!

Frecuencia de las relaciones sexuales

escorts Barcelona y la frecuencia del sexo

El deseo sexual está sujeto a las condicionales ambientales, psicológicas y físicas de cada persona, dependiendo la frecuencia de varios temas como son: gozar de buena salud, el nivel de estrés, disfrute con la relación actual y como hayan sido anteriores relaciones.

En nuestra sociedad se suele decir que las mujeres tienen menos deseo que los hombres en cuanto a frecuencia. El deseo que muestran los hombres no tiene una justificación ni fisiológica ni anatómica, además en los últimos años con los cambios sociales que han ido produciéndose en la mujer, han ido experimentando y la emancipación sexual se ha convertido al menos en los países desarrollados en un factor igualitario, por lo que se van igualando los niveles.

Otra problemática puede ser cuando no hay deseo sexual y casi podemos decir que tener relaciones sexuales con el compañero es casi una obligación. Si este problema se prolonga en el tiempo, lo más probable es que haya que recurrir a ayuda especializada si es que no toma soluciones la propia pareja.

¿Cuál podríamos decir que es la media de relaciones sexuales en cuanto a frecuencia? Pues varía bastante según la edad, en las sociedades occidentales se puede hablar de 1 a 2 veces al día entre la población joven, que pasa a 1 a 2 veces por semana al llegar a los 45 años. Si vamos a la Polinesia por poner un ejemplo, la evolución es similar, pero en la etapa joven pueden llegar a tener hasta 20 relaciones por semana.

¿Cuánto suelen durar las relaciones sexuales por lo general? Aunque esto depende de cada pareja, se puede decir que entre 5 minutos a horas, pero la media suele encontrarse entre media hora y una hora.

Pese a las comparaciones, lo mejor es tener una vida sexual sana en la cual hagamos lo que sintamos y solo respondamos al verdadero deseo, incluso podemos tener encuentros morbosos con escorts Barcelona, donde quizás se despierten deseos que creíamos ya dormidos.

No podemos descartar nuevas sensaciones que quizás nos lleven a sitios inexplorados de los que ni nosotros mismos teníamos conocimiento. Hay que dejarse llevar y buscar nuestro propio sitio, tanto en solitario como en pareja, solo así podremos tener una salud y un deseo sexual que nos satisfaga, tengamos las relaciones que sean durante la semana y duren lo que duren, lo importante es sentirnos bien con lo que hacemos.

Relato erótico: Hace más de dos años…

wedding

Lo que les voy a contar ocurrió hace algo más de 2 años.

Tuve que asistir, en representación de mi familia, a una boda que se celebraba en la ciudad donde resido. Me había separado de mi marido hacía 15 meses y no me apetecía nada asistir a una boda donde no conocía a nadie y además todavía arrastraba la depresión de la separación. Me habría encantado acudir como de costumbre a la casa de escorts de Escorts Madrid Cleopatra (acudo habitualmente, sus servicios para mujeres son exquisitos), pero mis padres me dijeron que ellos no podían asistir y que alguien de la familia, tenía que ir a la boda.

En el banquete me ubicaron en una mesa de amigos del novio. No me preocupaba demasiado la ubicación porque mi intención era retirarme en cuanto pudiese, pero me alegré al ver que era gente joven y divertida. No me interesaban nada los hombres, porque mi separación había sido muy dolorosa, pero me alegré al comprobar que a mi derecha se sentó un hombre, de unos treinta años, que no era guapo pero si atractivo. Se presentó nada más sentarse:

– Me llamo Jesús. – me dijo tendiendo la mano para saludarme. Se la estreché y le dije mi nombre.

Se sorprendió de no conocerme, porque según decía, conocía a todos los amigos de los novios y tuve que
explicarle la razón de mi presencia en la boda.

Jesús conocía a los demás comensales y hablaba con todos ellos y de vez en cuando hablaba conmigo. Se notaba que le gustaba por la forma de mirarme, yo también lo miraba con interés, porque Jesús, francamente, estaba muy bien, pero la idea de acostarme con él ni se me pasaba por la cabeza. Jesús miraba mi escote y mis piernas con disimulo, pero yo siempre lo pillaba mirando. Él parecía molestarse cuando lo pillaba mirándome y yo me sonreía. No sé porqué decidí provocarlo. Sabía cómo hacerlo, los últimos años de mi matrimonio había sido muy agitados sexualmente pues mi ex marido me había introducido en el ambiente liberal.

Jesús debía tener mucho experiencia con las mujeres porque no se cortó con mis provocaciones y cuando
comenzamos a tomar la tarta nupcial, se acercó y me dijo al oído.

– Lo que me enseñas me gusta, pero más me gusta lo que imagino.

Como un acto reflejo le contesté:

– ¿Qué imaginas?

– Unas bonitas bragas tapando un precioso coño. – me dijo acercándose al oído.

Afortunadamente alguien reclamó la atención de Jesús e interrumpimos la conversación.

Unos minutos después Jesús volvió a la carga. Yo había bajado mi falda y Jesús me dijo, mirando mis piernas tapadas por la falda:

– ¿Me has castigado por lo que te he dicho antes?

Me sonreí y le dije que nunca había conocido a nadie tan descarado como él. Jesús se rió y me dijo que se había ganado muchas tortas pero que también algunos polvos. Nos reímos.
– Sabría volverte loca de placer. – me dijo con mucha seguridad y entonces un escalofrío recorrió todo mi cuerpo.

No respondí.

Comenzó el baile. Jesús me propuso salir a bailar, me resistí pero él me agarró de la mano y salimos a bailar. Poco después de comenzar a bailar me dijo:

– ¿Te animas?

– ¿A qué? – le pregunté sonriéndome.

– A un polvo inolvidable. – me dijo al oído.

Esta conversación se producía intermitentemente, pues estábamos bailando en grupo y hablábamos cuando nos cruzábamos.

Entonces recordé un polvo inolvidable, fue en un club swinger en Madrid. Cuando entramos en el club y saludamos al encargado, un joven con cuerpo de gimnasio que, estaba en la barra, me comía con la mirada. No era extraño, porque llevaba una minifalda espectacular y tengo unas piernas muy bonitas. A mi ex marido le excitaba que otros hombres me mirasen y le volvía loco verme follar con otros hombres, creo que esto era lo que más le gustaba, y al darse cuenta de las miradas, mi marido hizo lo que solía hacer en estos casos, salimos a bailar en la zona visible desde la barra y allí bailamos provocando a los espectadores. Lo que más le gustaba a mi ex marido era subirme la falda hasta la cintura y enseñarles mi culo. Después de la sesión de baile, invitamos al mirón a nuestra mesa y charlamos con él:

– ¿Te gustaría tirarte a mi mujer? – le preguntó mi ex marido nada más presentarnos.

– Claro. – respondió el chico.

– ¿Tienes una buena polla? – le preguntó.

– No está mal. – respondió. Yo le dije que me gustaban las pollas gordas y él respondió:

– Entonces te gustará.

– ¿Follas bien? – le preguntó mi marido.

– Depende de con quien, follar es cosa de dos.

– Mi mujer lo hace muy bien. – le dijo mi marido.

– Pues entonces, si folla conmigo, no lo olvidará. – dijo, muy seguro de lo que decía.

La conversación continuó, en el mismo tono, hasta que acabamos las consumiciones y después bajamos a un privado.

Efectivamente fue un polvo inolvidable, el mejor de mi vida. Follamos durante 40 minutos. Yo me corrí no sé cuántas veces, la primera cuando me la metió, al sentir cómo mi raja se abría para dejar paso a la polla, después me corrí varias veces y fue la única vez que no pude contenerme y grité de placer.

En uno de los pasos de baile, Jesús me agarró por la cintura y me acercó a su cuerpo, yo dejé que nuestros cuerpos se juntaran y de nuevo, me estremecí.

Regresé a la mesa alegando que estaba cansada y Jesús se quedó bailando con el resto del grupo. Le di un trago largo al gin-tonic, miré de reojo a Jesús y la idea de follar con Jesús comenzó a tomar forma en mi mente. Sentí mi sexo mojado y mi pecho hinchado por primera vez desde la separación de mi marido. El azar hizo, para que todo ocurriese, que estaba sola en el piso, pues mi hija de 14 años había preferido irse a dormir a casa de una amiga. Cuando regresaron Jesús y los demás, yo ya estaba decidida.

Jesús parecía haberse olvidado de la idea de follar conmigo, a pesar de que sus ojos se caían en mis piernas. Le dije que tenía que irme, que ya era tarde, y entonces él me dijo:

– ¿Puedo invitarte a una última copa en un lugar más tranquilo?

– Vale, pero no me gustaría que nos viesen salir juntos. – le respondí.

– Te espero en mi casa, llámame al móvil dentro de media hora. – le dije.

Jesús se quedó helado. Yo me reí y le dije:

– Hoy es tu día de suerte, chaval.

Le di el número del móvil, me despedí de los compañeros de mesa y me fui.

Esperé la llamada de Jesús impaciente, mirando el teléfono mientras fumaba un cigarrillo sentada en el sofá. Dejé que sonase el teléfono tres veces y lo cogí:

– Diga.

– Soy Jesús.

Le indiqué el camino que tenía que seguir para llegar a mi casa, que comprase preservativos y que cuando
llegase al portal que me volviese a llamar, porque no quería que tocase al portero a aquellas horas. Y así lo hizo.

Pasamos al salón y le dije:

– Yo estoy tomando un gin-tonic, ¿te preparo uno?

– Sí, me vendrá bien un gin-tonic. – me respondió. Me reí y le dije:

– No te lo esperabas, ¿verdad?

– No. – me dijo.

– Yo tampoco. – le respondí.

Nos sentamos en el sofá, nos besamos y comenzó a meterme mano. Dejé que Jesús llevase la iniciativa. Cuando la mano de Jesús llegó a mi coño, me tumbé en el sofá, cerré los ojos y abrí las piernas. Jesús metió un dedo dentro de mi vagina y al sentir su lengua en el clítoris, suspiré profundamente. Estaba deseando sentir una polla dentro de mi coño, pero aquello me gustaba tanto que dejé que continuase hasta que él
quisiese follar. Mis tetas estaban tan duras que me dolían, las acaricié, mientras Jesús seguía atendiendo mi coño. Todavía no había visto la polla de Jesús, ni la había tocado y estaba deseando hacerlo. Me gustaba ver las pollas, en erección y después de follar. Había visto muchas pollas, todas me parecían distintas y todas me gustaban. ¿Cómo será la polla de Jesús? Estaba deseando verla y saborearla. Mis pensamientos se interrumpieron al sentir la llegada de un orgasmo: gemí y me retorcí, sin poder separar mi coño de la boca de Jesús, pues este tenía mis piernas fuertemente sujetas con sus manos, Jesús siguió comiéndome el coño, tuve un repunte del orgasmo y gemí y me retorcí con más fuerza.

Jesús se retiró, abrí los ojos y vi que estaba desabrochándose el cinturón, volví a cerrar los ojos y a continuación sentí el contacto de la polla buscando mi agujero, y a continuación sentí que mi raja se abría y entraba la polla. Hacía más de un año que no follaba, pero todavía sabía reconocer una buena polla y esta lo era, suspiré al sentirla entrar, me acomodé, me agarré al cuello de Jesús y le dije:

– Déjamela dentro y no te muevas, quiero sentirla dentro.

Un minuto después le dije:

– Fóllame muy despacio.

Al cuarto o quinto movimiento de Jesús me corrí mansamente y entonces Jesús, al sentir mi orgasmo, comenzó a moverse con fuerza y rapidez, durante más de un minuto. Creí volverme loca de placer. En poco tiempo tuve dos o tres orgasmos continuos y muy intensos.

– Sigue, sigue,… – le decía mientras me retorcía de placer.

Cuando Jesús dejó de moverse, sólo se oía nuestras respiraciones jadeantes. Tenía los ojos cerrados, todavía, sentía mi vagina palpitar. Mil recuerdos vinieron a mi mente, de noches de placer y desenfreno.

– No te salgas todavía. – le dije a Jesús cuando pretendió sacarla.

Follamos dos veces más, aquella noche. Cada polvo fue mejor que el anterior.

Averigua los verdaderos deseos sexuales de las mujeres…

el verdadero deseo de las mujeres

Enero es un mes para hacer balances y hay algunos más interesantes que otros, como el que ofrece el portal de vídeos par adultos PornHub. ¿Qué excita de verdad a las mujeres? ¿Qué buscan en Internet para satisfacer sus deseos más ardientes?

Escorts a domicilio y otras fantasías

Las mujeres se dejan llevar por la imaginación. Desanudan el corsé de las convenciones y la moral para adentrarse en terrenos más lascivos, oscuros, para entregarse a fantasías de todos los tipos que incluyen tanto citas con escorts a domicilio como sexo duro de verdad. ¿Qué categoría de porno son las que más excitan? Éste es el ranking:

Sexo homosexual

Ver a mujeres haciéndoselo con otras mujeres calienta mucho los motores de ellas, igual que ver a dos hombres acercándose y rozándose para acabar penetrándose, de forma dulce o implacablemente. Y en esto juega un papel la fantasía de las escorts a domicilio, porque muchas de estas visitas a casa por parte de escorts son las que hacen posible la fantasía sexual, ver esas escenas de mujer contra mujer y todo lo que acaba mostrando la cinta porno. Es una de las categorías favoritas.

Trío

Un gran clásico que no sólo inspira cantidad al sexo masculino. A ellas les excita cantidad imaginarse en ese contexto, que puede ser tanto de una mujer con dos hombres como de dos mujeres y un hombre. De nuevo la fantasía de la manzana prohibida (si esas mujeres son heterosexuales) es un gran aliciente.  

Eyaculación

Hay multitud de sub-categorías que pueden encajar en ésta, desde el snowballing al bukkake pasando por el sexo oral o la penetración con final en distintas partes del cuerpo. Bueno, el porno tiene una parte muy importante de querer llegar al final, de deleitarse tanto en la eyaculación masculina como en el squirting, todo un fenómeno en porno.

Negro

Tal cual. Y es sencillo. La media sobre el tamaño del pene en hombres negros hace que esta categoría tenga muchas búsquedas cuando las mujeres quieren saciar sus ánimos lascivos. Pero además interviene otro factor y es que la idea del sexo interracial, de una piel blanca contra una piel negra, también resulta muy adictiva.

Otros fenómenos que también caracterizan al porno consumido en 2015 hablan de dos grandes fetiches: las celebrities y los masajes. Los vídeos de personas famosas filmadas teniendo sexo han aumentado de forma muy notable el número de visitas en PornHub, lo mismo que ha pasado con vídeos de masajes que acaban con algo más que con unos movimientos para descontracturar

¿Te ha parecido interesante el artículo? Compártelo en redes sociales.

 

Asfixia autoerótica: ¿qué sabes de ella?

escorts en Barcelona asfixia autoerótica

En el sexo hay a quien le gusta jugar a los extremos, personas que no se conforman con las prácticas normales y que buscan ir más allá. Teniendo sexo grupal con escorts en barcelona o haciendo prácticas autoeróticas al límite, como la asfixia.

¿En qué consiste? La asfixia autoerótica es una forma de intensificar las sensaciones durante el sexo, mediante una asfixia controlada. Se usa un cinturón, una soga o una bolsa y se ponen alrededor del cuello mientras la persona se masturba. En plena excitación se está cortando la llegada normal de aire, con lo que la experiencia se vuelve mucho más intensa. Según han explicado los científicos, ante la falta de aire aumenta la sensibilidad, con lo que aumenta el placer. Quienes la han probado dicen que es algo único y que las sensaciones que tienen mientras se masturban con asfixia autoerótica… muy difícilmente las obtienen de otra manera.

Asfixia, mejor en compañía

Aunque la asfixia es una práctica de autoerotismo, a menudo se hace en compañía de otras personas, por ejemplo en contextos de dominación-sumisión o con escorts en barcelona. De hecho hacerlo en compañía es lo más recomendable porque en medio del placer y cuando se está llegando al clímax es muy fácil perder el control. Es entonces cuando la asfixia llega mucho más allá de lo deseado. Por eso es tan conveniente hacerlo acompañado/a, para que haya alguien ajeno a la práctica y que vigile que las cosas no se vuelven peligrosas. Bien hecha, la asfixia autoerótica es una sensación excepcional.
¿Te ha parecido interesante el post? ¡Compártelo en redes sociales!

Brasil inaugurará un parque temático del sexo

escorts madrid cleopatra

Erotikaland, el primer parque temático de Brasil dedicado exclusivamente al sexo abrirá sus puertas a finales de 2017. Se ubicará en São Paulo, en la región de Piracicaba, y dos años es el timing que manejan sus impulsores. Detrás del proyecto está la empresa brasileña Soft Love, especializada en productos eróticos y que con Erotikaland pretende abrir un lugar de diversión y placer en el corazón de São Paulo.

La noticia está levantando algo de revuelo y por eso los empresarios del proyecto se han apresurado a establecer los límites de lo que tendrá lugar en el parque temático. Por ejemplo la pornografía no tendrá cabida en el recinto ni tampoco habrá escorts Madrid Cleopatra ni otras trabajadoras o trabajadores sexuales. Según han explicado los promotores Erotikaland será un espacio de erotismo del que los mayores de dieciocho puedan disfrutar, pero sin que haya espectáculos demasiado provocadores.

El proyecto

El parque temático contará con unas excelentes condiciones de seguridad e higiene y sus impulsores lo definen como “un parque liberal donde se podrá hacer de todo” dentro del límite de la ley. Entre sus principales reclamos están las atracciones:

    • Noria. Para que los ocupantes de cada cabina tengan sexo en las alturas.
    • Tren del placer. Versión del clásico tren o pasaje del terror donde el lugar de fantasmas y monstruos habrá strippers masculinos y femeninos esperando a los pasajeros del tren. No se les podrá tocar, eso sí.
    • Cine 7D. Aparte de las sensaciones propias de cualquier cine, las salas de proyección de Erotikaland tendrán aromas y vibración para que los espectadores tengan sensaciones más intensas. Habrá cabinas para disfrutar del mejor porno individualmente o en pareja.
    • Piscina nudista. Está prohibido el sexo pero toda expresión naturista, por supuesto será bienvenida.
    • Museo erótico. Espacio para recorrer la trayectoria y expresiones de la parte sensual de la Humanidad. Hay sitio para las curiosidades, claro.  
    • Esculturas eróticas
    • Juegos eróticos

Aparte habrá otros espacios para la comodidad de los visitantes como cafeterías, zonas de descanso, hotel o un centro de convenciones. Erotikaland será una especie de Disneyland sexual con el que sus promotores quieren romper tabúes. Sus 150.000 metros cuadrados abrirán al público a finales de 2017.

Roles y situaciones eróticas: ¡descubre las más populares!

Eul azafata

Pon en Google perlanegrabcn.com. Y descubrirás un catálogo de escorts que atiarán tus instintos más potentes y salvajes. Porque el sexo es uno de los motores que mueve el mundo. No importa si eres hombre o mujer, si eres joven o más maduro, si tienes mucha experiencia en el sexo o menos. Todos y todas tenemos momentos al día en los que de forma (in)consciente se nos enciende esa parte del cerebro que nos habla de sexo.

Y no hace falta que la situación sea demasiado insinuante. Un roce involuntario en la mano con cierta persona en el metro, un cruce de miradas con un jefe, la visión de la vecina mientras acaba de vestirse… (bueno, sí, ésa sí que era erótica). Sea como sea los instintos están ahí y se despiertan bastante a menudo. En este post te traemos una lista de algunas de esas situaciones y roles concretos que nos descargan un agradable calambrazo por la espalda… ¿Fuentes? Un estudio de AshleyMadison y una selección de escenas habituales en el porno. ¿Quién da más?

 

Ranking de imaginario hot

Colegialas

La fantasía de la lolita no es exclusiva de Nabokov. Muchas personas se derriten ante la candidez de este perfil, ante el peligro de jugar en el borde, ante la ternura de esos cuerpos inexpertos que desean probar los placeres de la carne Muchas veces no lo expresamos pero es una fantasía muy muy común y que tiene una gran representación en el porno.

FEL lolita
¿Tentadora? Para algunos/as, sí…

 

Policías y militares

Ver a un marine de uniforme es una cosa que pone mucho. Lo mismo pasa con otros uniformes seña de autoridad, como los de policía o militar, que funcionan como un potente afrodisíaco para los dos sexos. Además se suma otro factor y es que éstos son trabajos físicos, exigentes, por lo que se imagina que debajo de esos trajes hay un cuerpo fornido. Y eso dispara aún más nuestras imaginaciones lascivas.

 

Profesores

Hay diferentes escenarios para que este rol despliegue sus encantos, tanto en femenino como en masculino. Y es una atracción muy real. En la universidad son decenas las alumnas que confiesan sentirse excitadas en algún punto cuando están en la clase de cierto profesor. La autoridad, la intelectualidad, la barrera social que suele separar a alumnado de profesorado, el morbo de lo inalcanzable y lo prohibido funcionan y mucho. Y lo mismo pasa con las profesora. Esa autoridad y esa suficiencia las convierten en objeto de fantasía de muchos alumnos.

 

Piloto de avión y azafata

Y entramos en el campo de los roles muy concretos. Según el estudio de AshleyMadison casi el 25% de las usuarias de la página afirma que esta figura les excita mucho. Juegan aspectos como el uniforme, el riesgo y responsabilidad de la profesión, el temple, la edad en muchos casos, fantasías colaterales como la del sexo en el baño del avión… Potentes afrodisíacos. En el lado masculino, lo que les estimula es el rol de la azafata de vuelo: una chica linda muy servicial, con la que hacer realidad la fantasía del mile-high club (sexo en el avión).

Y tú, ¿qué fantasías tienes? ¿Pedirías a una escort como las de perlanegrabcn.com que se vistiera para tí? ¡Cuéntanos tus secretos! 😉