Fetiches y parafilias

fetichismo

Como hemos comentado en algún que otro artículo de este blog, os vamos a hablar sobre los fetiches y parafilias, que alguna vez habrás escuchado hablar, o no.

Existen infinidad de parafilias y, muchas de ellas quizá las desconozcas, es por ello que con este post os presentamos algunos fetiches, prácticas sexuales o preferencias en el erotismo que en la sociedad existen, y en el mundo sexual aún más.

Si estás interesado tan solo debes de prestar atención ¡Allá vamos!

Agorafilia

Este es un típico en películas subiditas de tono, o de preguntas habituales, por lo que en cuestiones sexuales se refiere. La agorafilia trata sobre la práctica de la actividad sexual en lugares públicos.

Aunque no lo parezca, esta parafilia es muy común en la sociedad. Seguro que has visto en los telenoticias o en la prensa que más de una pareja, o personas individuales han practicado sexo en instalaciones públicas.

Autonepiofilia

Esta es una parafilia basada en el deseo de llevar pañales y ropa de bebé, además de llevar un comportamiento de recién nacido, y que el entorno que le rodea le trate de la misma manera.

Este fetichismo se centra en que la persona que siente placer y excitación frente a llevar un enorme pañal a cualquier parte, además de beber de biberones y disfrutar del ocio como si un niño pequeño se tratase.

Belonefilia

Este fetichismo se centra en buscar la excitación producida por el uso de agujas.

Muchas personas experimentan placer con tan solo introducir entre su dermis diferentes tipos de agujas, hasta el punto de colgarse cuál ganado se  puede imaginar.

Frotismo

Como es bien conocido, existen muchos camninos para encontrar la excitación y el placer sexual. Este post es un ejemplo, e infinidad de parafilias habidas y por haber.

No obstante, los roces o contactos físicos, hacen que la fisiologia humana cree un vínculo de erección. Pero existe un fetiche exclusivo para ello: Frotismo.

Este consiste en frotar las partes genitales  contra personas desconocidas. En estas personas hace que la excitación crezca y por consiguiente el placer.