En Rusia, mujeres ofrecen sexo a cambio de servicios diversos

rusa

La crisis ha llegado a Rusia pegando fuerte, pero su población se niega a perder su calidad de vida. En aras de mantenerla, numerosas mujeres están empezando a ofrecer relaciones sexuales a cambio de productos y servicios distintos, como fontanería, instalación de muebles, mudanzas, reparaciones mecánicas…

En este país, la crisis del petróleo ha golpeado duramente, y la mitad de los ingresos dependen de la venta de hidrocarburos. Por ello, no es tan extraño estar viendo esta situación. Este tipo de tareas son un lujo que no todo el mundo puede permitirse.

Además, las sanciones que Estados Unidos y la Unión Europea impusieron a Moscú a causa de la anexión de Crimea y el apoyo a la rebelión separatista de las regiones de Donetsk y Lugansk también están contribuyendo, a su vez, al aumento de la pobreza. De hecho, hoy en día, la proporción de pobres de Rusia se está encaminando hacia los niveles de 2005.

La nueva tendencia sexual que pisa fuerte

Esta clase de ofertas que realizan las mujeres se han visto, sobre todo, en la región de Buriatia, en Siberia. El diario local explica: “Debido a la crisis económica, el sexo se utiliza para pagar este tipo de servicios tradicionales. Incluso, se han creado comunidades online específicamente para este propósito”.

Por otro lado, recordemos que Rusia prohíbe la prostitución, así que, para mujeres que necesitan desespedaramente dinero, no resulta tan “sencillo” (que, en realidad, no lo es) como ofrecer su cuerpo, sin más. Aquí, lo tenemos mucho más fácil, ya que encontramos a mujeres dispuestas a acostarse con hombres con una simple búsqueda en Google: “escorts Barcelona”.

Los mensajes que se pueden encontrar en estas comunidades online son como algunos de los siguientes:

  • “Busco a un hombre que pueda instalar unos cables en dos habitaciones de mi piso”. El mensaje iba acompañado por un selfie en el que se podía ver a la mujer de cuerpo entero (incluida, la cara), y en el que vestía de manera sexy. Nueve hombres se ofrecieron a “satisfacerla”.
  • “Me reuniré con cualquiera que me dé un sofá a cambio de sexo. Chica de 23 años. Si te interesa, dale al me gusta”. En total, consiguió 21 me gusta.

Una de estas comunidades online creadas con dicha finalidad, camufla los servicios con el siguiente mensaje: “Si necesitas un servicio pero no puedes o no quieres gastar dinero, se puede negociar”.

Asimismo, también hay hombres que ofrecen compartir sus habilidades a cambio de sexo, desde arreglos en el hogar hasta llevar a alguien en su coche.