¿Puedo mantener relaciones sexuales con mi ex?

Acabar con una relación puede ser algo duro. Pero, incluso una vez esté superado, es posible que te descubras a ti mismo/a deseando hablar con tu ex. E incluso es posible que más que hablar: puede que busques su cara cuando te cites con escorts en Bcn o que termines descubriendo que quieres volver a mantener relaciones sexuales con esa persona.

No es de extrañar, ni debes alterarte por ello. No es que sigas sintiendo un amor que creías olvidado. Simplemente, llegaste a conectar a nivel sexual con alguien que sabía lo que te gustaba y te complacía en la cama. No encontramos esto cada día: a veces, dar con un/a buen amante puede ser realmente complicado.

 

Claro que volver a poner a tu ex en tu vida puede terminar resultando en que vuelvas a sentir algo. O puede que no; que, simplemente, os convirtáis en dos personas con una relación cordial y, por qué no, sexo esporádico. De hecho, hay muchas personas que consiguen que esto funcione.

 

¿Quieres saber cómo lo hacen?

 

Para empezar, imponte una barrera mental que te evite pensar en esa persona más allá de temas relacionados con el sexo.

 

También podemos decirte cómo reiniciar el contacto antes de proponerle lo que tienes pensado. Por ejemplo, escríbele por mensajería instantánea de forma cordial, preguntando cómo le va y, una vez te haya hablado un poco sobre subida, habla sobre cómo te está yendo a ti. Seguramente, notarás que existe cierta complicidad entre vosotros a pesar de que todo terminó.

 

Intenta que no parezca que quieres retomar la relación; si es necesario, dile directamente que tu intención no es esa.

 

La primera de contacto, como mínimo, funcionará, ya que también tendrá curiosidad por saber qué ha sido de tu vida y, si terminasteis en más o menos buenos términos, la mitad del trabajo estará hecho.

 

Por supuesto, una vez establecida la conversación, habrá que tratar el tema directamente, sin tratar de ocultar que te gustaría volver a mantener relaciones sexuales. Pero seguro que te costará menos hablar de ello de lo que pensabas, ¿verdad?