Consejos para tu primera vez en el sexo anal

Hoy en día, cada día más personas están interesadas en practicar el sexo anal. Se trata de una modalidad sexual que continúa siendo un tabú en gran medida, pero que cada vez es más popular.

 

No es de extrañar, puesto que puede aportar un gran placer tanto para la persona que da como para la que recibe. Si no lo crees, pregunta con señoritas de compañía como las de www.lavieenrose.es, que cada vez reciben más clientes deseosos de probarlo.

 

Si lo pruebas con profesionales como ellas, no tendrás de qué preocuparte. Pero si lo haces con tu pareja o una amistad especial, deberías tener en cuenta una serie de consejos para la persona que va a recibir la penetración como los que te presentamos a continuación con tal de que esta práctica resulte un éxito:

La relajación es importante

Para empezar, deberéis pasar unos minutos relajando vuestro cuerpo y mente. Asimismo, es importante, especialmente para el receptor, relajar los músculos anales. Que intente apretarlos y luego relajarlos, para sentir una mínima parte de lo que sentirá cuando su ano sea penetrado.

Una buena limpieza

Muchas personas se obsesionan con el hecho de que su ano pueda estar sucio. Por ello, es buena idea limpiar la zona, pero tal y como harías antes de ir a dormir. No realices un edema.

Disfrutad de los preliminares

Una de las mejores maneras de introducir el sexo anal es realizar unos juegos preliminares adecuados, que integren los juegos y caricias en la entrada del ano para preparar la zona y relajar a la persona que va a recibir la penetración.

 

Prolongadlos todo el tiempo que necesitéis, con tal de que consiga relajarse, pues se trata de algo principal para conseguir que el sexo anal sea placentero para ambos en lugar de traumático y doloroso para una de las partes.

Mucho lubricante

Y, por supuesto, con tal de facilitar la fricción en la zona, aplicad tanto lubricante como sea necesario. No os cortéis.