Beneficios del sexo en Navidad

Beneficios-tener-sexo-navidad-FotoDreamstime_MEDIMA20171018_0183_31

Diciembre es el último mes del año, y el que los medios y la publicidad nos dicen que debemos orientar a demostrar a nuestra familia y personas cercanas cuánto las queremos. Sin embargo, también es el mes en el que más personas acuden a locales como el Putas Barcelona. Porque todo el mundo quiere dar y recibir amor en esta fechas.

Lo cierto es que, si bien puede ser una época de alegría y felicidad, también trae un innumerable estrés y nerviosismo ante la compra de regalos, encuentros con personas a las que hace mucho que no vemos –y, en ocasiones, es así voluntariamente-, una carga excesiva de trabajo en nuestro empleo a causa de las venideras vacaciones… Por lo que la libido puede terminar por los suelos.

Sin embargo, no hay nada tan reparador como un encuentro íntimo con tu pareja, que te deje con ganas y fuerzas de plantarle cara a la Navidad y al mundo entero.

¿Qué beneficios tiene practicar sexo en estas fechas?

El sexo es algo que no debemos dejar de lado en Navidad, entre otros, por estos motivos:

Alivia el estrés

Si sientes el agobio del que hablábamos antes, el sexo te ayudará a liberar endorfinas, por lo que te sentirás mucho mejor, más feliz y con más relax.

Previene resfriados

Diciembre es un mes muy frío, en el que es fácil enfermarse por un resfriado, una gripe, una faringitis, una bronquitis… Y los cambios de temperaturas no ayudan. El sexo, por su parte, nos ayuda a desarrollar anticuerpos que refuerzan nuestro sistema inmunológico, por lo que nos protegerá de las enfermedades tan típicas de esta época.

Mantiene buenos niveles de presión arterial

Una buena sesión íntima con esa persona especial te ayudará a mejorar tu estado de ánimo y a bajar tu presión. Ideal para soportar la gran cantidad de reuniones familiares que se encuentran al acecho.

Quema calorías

Y, por supuesto, esto no podía faltar. Los excesos de las Navidades le van a pasar factura a tu cuerpo, tenlo por seguro. Y seguro que no te apetece mucho salir a hacer running, pero el sexo bajo la manta, bien calentitos, es otra cosa, ¿verdad?