5 posturas sexuales que te harán feliz estas vacaciones de Navidad

Las Navidades están a la vuelta de la esquina y nunca se sabe como poderlas pasar de una forma agradable y feliz, pero os damos  algunos consejos si lo que quieres es pasar buenos ratos de placer con chicas como estas.

 

Pero en Navidad apetece practicar posturas diferentes y pasarlo en grande, y es por eso que a continuación se muestran algunas prácticas que no debes de dejar pasar.

 

Reinventando el misionero

 

Dale un giro estacional al misionero recostado en el borde de la cama, colocando las piernas estiradas hacia arriba y pidiéndole que las empuje ligeramente hacia un lado. Haz que te introduzca tu pene desde una posición de pie. Mantener las piernas juntas te hace sentir muy apretado. ¡Acogedor!

 

¡Hey! cabalga con un trineo y reno

 

Busque una mesa a un  nivel para poder penetrar el pene (la parte de atrás de un sofá también funciona) y que ella se acueste boca abajo con el trasero en el borde y las piernas colgando. Pídele que se agarre a sus caderas para salvar su vida, levanta sus piernas y las sostienes como una versión más sexy de las riendas de un trineo, siendo ella el reno.

 

Cómo bailarle a Santa

 

Dile que se siente, recostándose hacia atrás y luego hacia ti, guiándola lentamente dentro de ti. Mantén tus pies en el suelo e inclínate un poco hacia adelante y encargate de que él  te haga los giros completos en el baile de vuelta, y él estará más que feliz de acercarse y frotarte en aliento. #AllAboutTheGiving.

 

En la posición lateral 69, deslice un juguete vibrante dentro de su vagina. Usa un estimulador de clítroris para mejorar la situación.

 

Alimentos sanos que funcionan como potentes afrodisíacos

Hay una muy buena razón por la que la mayoría de las citas comienzan con la cena antes de llegar al dormitorio: la comida es un afrodisíaco. Si bien es probable que las hamburguesas con queso de no causen te vayan a excitar sobremanera, seguro que te irías a un buen restaurante con una chica de Escorts Bcn. Hay muchos alimentos diferentes que pueden inspirar una respuesta erótica. Las ostras, el chocolate y las fresas son comúnmente considerados como afrodisíacos, pero no son los únicos elementos en el menú para aquellos que buscan que la comida les ayude a excitarse.

Ensalada afrodisíaca

Las verduras de hoja verde como la espinaca son muy adecuadas para subir tu nivel de excitación. Contienen altos niveles de magnesio, lo que puede mejorar el flujo sanguíneo y crear una mayor excitación tanto en hombres como en mujeres, según indica el medio Men´s Health. Agregar chile caliente a una ensalada puede ser otra forma de bombear la sangre. Estas verduras picantes contienen una sustancia llamada capsaicina, que estimula las terminaciones nerviosas, libera endorfinas y hace que el corazón se acelere. Otras verduras que hacen funcionar el motor incluyen la soja, los nabos, las cebollas, el perejil, los frijoles, los puerros, los espárragos, el aguacate e incluso el ajo. La vitamina E que se encuentra en los espárragos y el aguacate estimula la producción de hormonas y aumenta las respuestas sexuales, según afirma Cosmopolitan.

Diversión con fruta

Si bien las fresas son el fruto de elección en la mayoría de las novelas románticas, no son las únicas que pueden producir algunos efectos secundarios interesantes. La vitamina C que se encuentra en la mayoría de las frutas puede ayudar a fortalecer la libido, pero esta no es la única ventaja que se obtiene al comer fruta.

Los plátanos pueden ayudar a que el orgasmo femenino sea más intenso, ya que el potasio ayudará con la fuerza muscular.

Para los hombres, la sandía puede ser una elección perfecta. Contienen muchos nutrientes, incluida la citrulina, que el cuerpo convierte en arginina. La arginina, a su vez, aumenta el óxido nítrico, que relaja los vasos sanguíneos, el mismo efecto básico que tiene la viagra.

 

¿Ves lo útil que resulta seguir una dieta equilibrada?

El mejor consejo sobre sexo para un hombre

Muy a menudo, los hombres consideran que el único objetivo del sexo es llegar al orgasmo y eyacular. Y esta consideración sólo hace que su pareja sexual termine sufriendo por una falta de entrega, de rendimiento o incluso de consideración hacia sus propias necesidades.

 

Cuando un hombre acude a una cita con escorts de Barcelona, es probable que estas mujeres puedan enseñarle lo que necesita.

 

A menudo, la función del sexo en pareja se puede confundir con el de la masturbación, puesto que funciona a la perfección para otorgarse placer físico y sexual. Con ella, conseguimos una liberación orgásmica y continuamos con nuestro día -o nos ayuda a dormir, si es lo que buscamos-.

 

Pero cuando aplicas el mismo enfoque egocéntrico al sexo en pareja, pierdes, y también lo hace tu pareja. El error que muchos hombres cometen es que se emocionan tanto por tener relaciones sexuales y también están tan ansiosos por su desempeño sexual (durar lo máximo posible) que olvidan el propósito de lo que hacen: tener una experiencia agradable.

 

Aunque hay hombres egoístas conscientes de ello, no es a quien nos dirigimos con este post, sino a quienes no saben que están causando un problema para su pareja y para ellos mismos, pero estarían dispuestos a solucionarlo.

 

El mejor consejo que los hombres necesitan sobre el sexo, lo único que los hará mejores, que también tiene el beneficio de convertirlos en un mejor hombre en general, es nunca olvidar el verdadero significado de la palabra pareja.

 

Cuando tienes relaciones sexuales con otra persona, es un esfuerzo conjunto. Puede parecer obvio, pero gran parte de la frustración sexual de las mujeres con los hombres se debe a que los hombres no son completamente conscientes de las necesidades de su pareja.

 

Los estudios han demostrado que las lesbianas dan más orgasmos a las mujeres. En resumen, como mujer, si tienes relaciones sexuales con un hombre heterosexual, has elegido el grupo demográfico con menos probabilidades de hacerte llegar al orgasmo.

 

Cuando tienes relaciones sexuales con una pareja, ambos se ayudan mutuamente a satisfacer las necesidades físicas y emocionales de la otra persona. O así debería ser. Así que sé consciente de ello, dedica el tiempo necesario a preguntarle si se encuentra bien, cómo está e, incluso, qué quiere que le hagas.

 

De este modo, con un interés sincero, conseguirás mejorar vuestras relaciones sexuales, y también, vuestra relación de pareja.