Consejos para tu primera vez en el sexo anal

Hoy en día, cada día más personas están interesadas en practicar el sexo anal. Se trata de una modalidad sexual que continúa siendo un tabú en gran medida, pero que cada vez es más popular.

 

No es de extrañar, puesto que puede aportar un gran placer tanto para la persona que da como para la que recibe. Si no lo crees, pregunta con señoritas de compañía como las de escorts en Barcelona, que cada vez reciben más clientes deseosos de probarlo.

 

Si lo pruebas con profesionales como ellas, no tendrás de qué preocuparte. Pero si lo haces con tu pareja o una amistad especial, deberías tener en cuenta una serie de consejos para la persona que va a recibir la penetración como los que te presentamos a continuación con tal de que esta práctica resulte un éxito:

La relajación es importante

Para empezar, deberéis pasar unos minutos relajando vuestro cuerpo y mente. Asimismo, es importante, especialmente para el receptor, relajar los músculos anales. Que intente apretarlos y luego relajarlos, para sentir una mínima parte de lo que sentirá cuando su ano sea penetrado.

Una buena limpieza

Muchas personas se obsesionan con el hecho de que su ano pueda estar sucio. Por ello, es buena idea limpiar la zona, pero tal y como harías antes de ir a dormir. No realices un edema.

Disfrutad de los preliminares

Una de las mejores maneras de introducir el sexo anal es realizar unos juegos preliminares adecuados, que integren los juegos y caricias en la entrada del ano para preparar la zona y relajar a la persona que va a recibir la penetración.

 

Prolongadlos todo el tiempo que necesitéis, con tal de que consiga relajarse, pues se trata de algo principal para conseguir que el sexo anal sea placentero para ambos en lugar de traumático y doloroso para una de las partes.

Mucho lubricante

Y, por supuesto, con tal de facilitar la fricción en la zona, aplicad tanto lubricante como sea necesario. No os cortéis.

Cosas que no deberías hacer antes del sexo

El sexo es una práctica no sólo placentera, sino también, muy beneficiosa a nivel físico y mental. Nos alivia el estrés y la ansiedad, funciona como ejercicio y mejora nuestro humor, entre otros.

Además, puedes llevarlo a cabo con tu pareja, con amistades especiales o con profesionales del sexo (pincha aquí para encontrarlas).

Pero ¿sabes qué no deberías hacer antes del sexo?

Tomar antihistamínicos

Estos medicamentos funcionan secando las membranas mucosas para aliviar la congestión nasal, pero lo cierto es que también resecan otras mucosas, como la de la vagina. Así que es mejor tenerlo en cuenta para que no te encuentres una sorpresa desagradable.

Comer alimentos picantes

La comida de este tipo puede causar molestias, gases e hinchazón. Además, los residuos que puede haber dejado en tus manos son susceptibles de causar ardor en los genitales que toques. También afectan al olor y al sabor de dichas partes.

Beber demasiado alcohol

Cuando te pasas bebiendo, tus sentidos quedan atontados. Y lo mismo ocurre con tu capacidad para llegar al orgasmo, así que beber de más también puede pasarte factura en el sexo.

Usar el cepillo eléctrico o enjuague bucal

Puede sonar a tontería, y aunque la higiene es muy importante, el cepillo eléctrico y el enjuague bucal con alcohol puede hacer que seas más susceptible de contraer cualquier tipo de ETS. Ambos pueden dejar tus encías más sensibles, e incluso provocar alguna herida, por lo que esto facilitaría el acceso a posibles enfermedades.

Usar alimentos como lubricante

Muchas parejas disfrutan introduciendo alimentos tales como fresas y nata o chocolate en los juegos preliminares. Sin embargo, no es nada recomendable ponerlos en zonas “de entrada”, como la vagina o el ano. Especialmente, si hablamos de sustancias viscosas, como el chocolate derretido o la nata. Puede dar lugar a numerosas infecciones.

Con estos consejos, esperamos que no pongas en riesgo tu salud y que juegues al sexo placentero, pero seguro. ¿Habías cometido estos errores alguna vez?

¡No olvides comentar y compartir este post en redes sociales!